Centrodemadrid

sobre la tasa de recogida de basuras

Posted in madrid by centrodemadrid on noviembre 3, 2008

conten11 

Me gustaría dedicar unas líneas a la proyectada tasa de recogida de basuras que pretende introducir el Ayuntamiento de Madrid.

 

Más allá de la evidente finalidad recaudatoria del asunto (y yo soy de las que piensan que hay que pagar por los servicios que uno recibe), el asunto me suscita una inquietante duda:

 

¿Pagarán lo mismo los grandes que los pequeños? es decir, ¿pagará  la misma tasa la mercería de doña Baldomera que El Corte Inglés? Hago esta pregunta porque si las tasas se conciben como una contraprestación a un servicio, ha de concluirse que su cuantía necesariamente ha de ir en relación con el servicio. Y esto implica que el que más basura genere, más haya de pagar.  

 

En cuanto a las multas que el Ayuntamiento planea aplicar a quienes no reciclen las basuras, la cosa no me parece mal en principio, salvo por la idea de multar a las comunidades si no se sabe quién es el responsable.

 

Es esta una medida imposible de justificar más allá de la propia comodidad del Ayuntamiento, que parece querer que las inspecciones salgan lo más baratas posible.

 

Esta “ocurrencia” me recuerda a cuando yo era pequeña y en el colegio se castigaba a toda la clase hasta que apareciera el responsable de alguna trastada.

 

En una democracia, las responsabilidades han de ser estrictamente individuales. Tratar a las personas como “rebaños” implica ignorar que los seres humanos son libres para decidir si quieren o no cumplir las leyes. Si voluntariamente aceptan ignorarlas, asumen las posibles consecuencias.

 

Si los “malos”  saben que las consecuencias de sus actos quedarán difuminadas entre un colectivo donde todos los demás son “buenos”, se comportarán aún peor. Al placer de hacer lo que les dé la gana (eso les encanta) se añadirá el atractivo de fastidiar al vecino.

 

En cambio a los “buenos”, seres libres que voluntariamente cumplen la ley, se les genera la incertidumbre de afrontar posibles responsabilidades por actos ajenos, lo cual introduce un sentimiento de inseguridad que, en el mejor de los casos desincentiva su buen comportamiento y, en el peor, para los más quisquillosos, les lleva a convertirse en espías de sus propios vecinos, es decir, los vuelve “malos”.

 

La medida proyectada hace que los buenos se vuelvan malos y los malos aún peores.

 

Es un insulto a la libertad del ser humano entendida ésta como responsabilidad de los propios actos.

 

También creo que puede repercutir negativamente en el ánimo de las personas, fomentar el desánimo para los más nobles, dar alas a los caraduras, echar leña al fuego de rencillas actuales, aumentar la paranoia de los quisquillosos, en fin una serie de males que incrementaría la crispación que ya existe en nuestra sociedad.

 

Conviene no olvidar que las leyes condicionan el comportamiento de los seres humanos y, por tanto, transforman la realidad. ¿es ése el modelo de realidad que quieren nuestros políticos?

 

Anuncios
Tagged with: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: