Centrodemadrid

Por qué Madrid no es París

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on enero 17, 2011

Leo con preocupación en varios medios unas declaraciones del Alcalde Ruiz Gallardón en las que planea llenar Madrid de terrazas para que la gente fume. Como en invierno hace frío y para que los fumadores estén calentitos, propone cerramientos acristalados con antiecológicas estufas. El Alcalde compara a Madrid con París en esto de las terrazas, viniendo a decir que si llenamos Madrid de terrazas nos pareceremos a París.

París es una de mis ciudades favoritas, y me gustaría aprovechar este post para remarcar algunas diferencias entre París y Madrid. Tal vez Gallardón esté convencido de que sus ciudadanos somos capaces de tragarnos sin más la comparación, y es posible que alguien lo sea. Pero a mí me gustaría dejar claras algunas razones de por qué Madrid no se parece en nada a París

Bicicletas públicas en París

1) Porque mientras que en París se puede disfrutar de música en directo en cualquier bar pequeño, ( en esta publicación veréis la amplia oferta que hay)  aquí se prohíben los conciertos en los bares , impidiendo que los establecimientos modestos celebren conciertos. En fin, que se persigue la cultura.

2) Porque mientras que en París las terrazas cierran a las 12 y la gente suele ser discreta y no montar jaleo, en Madrid, el Ayuntamiento les ha ampliado el horario de cierre permitiendo que puedan abrir hasta las 2 y media de la madrugada, lo cual genera grandes molestias a los vecinos. Aquí las terrazas están abiertas hasta muy tarde y probablemente estén llenas de hordas de borrachos vociferantes.

3) Porque Madrid duplica a París en contaminación atmosférica.

4) Porque en París puedes desplazarte en bicicleta, ya que toda la ciudad cuenta con carriles bici.  En cambio, en Madrid es prácticamente una misión imposible e incluso en Madrid está prohibido circular en bici por zonas peatonales, como hace poco denuncié en un post.

5) Porque la politica de París en materia de movilidad consiste en arrancar espacio a los coches para cederlo al peatón y a las bicis y aquí todavía vivimos bajo la tiranía de los coches, de sus humos, de sus ruidos, de su peligrosidad.

En fin, que hay muchas razones por las que podriamos imitar a París, y sería genial que Madrid tratase de copiar lo bueno de París. Pero hay que fijarse en muchas cosas y no sólo en las terrazas cuando nos conviene hacer caja.

Porque, en definitiva, París es una gran ciudad y Madrid está veinte años por detrás.