Centrodemadrid

“Mamá, ponme los tapones para dormir”

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on abril 8, 2011

Los españoles somos gente gritona y ruidosa. No hay más que darse una vuelta por cualquier otro país para comprobarlo. No sé qué nos pasa, pero cuando nos juntamos varios españoles en un bar, nos da por gritarnos los unos a los otros. Para quienes sufren el ruido, resulta crispante que llegue el buen tiempo, que empiecen a abrir las terrazas de los bares y que la gente salga a la calle. Y es  un poco triste, pero muchos vecinos están deseando que llueva para disfrutar de un poco de silencio. Porque en algunas calles de Madrid, la concentración de negocios de hostelería ha caído como una desgracia sobre los vecinos.

Uno de esos ejemplos es la calle Santiago. Hace cuatro años era una calle muy tranquila. Pero empezaron a proliferar bares, algunos de ellos con sus correspondientes terrazas. Hay un problema con el horario de cierre de dichas terrazas, completamente incompatible con el descanso de los vecinos. De lunes a viernes, hasta la una no están recogidas. Y a los niños pequeños lo normal es acostarlos entre las 9 y las 10.

Gallardón amplió el horario de las terrazas para recaudar más tasas que ayuden a pagar su gigantesca deuda. El resultado de ello es que los vecinos no pueden dormir.

A esto se une la clientela de los bares de copas que sale a fumar. Durante toda la noche los bares tienen gente en la puerta fumando y, como no, charlando a gritos (al fin y al cabo… esto es España).

A través de la Asociación de Vecinos Ópera Austrias accedo a este vídeo que demuestra lo que deben de sentir los vecinos de la calle Santiago. El bar de copas se llama Barbú. Según me cuentan, los vecinos le han puesto toda clase de denuncias, pero,al parecer  su dueño, es “intocable”.  Cierra a las seis de la mañana. Cómo ha conseguido la licencia para abrir hasta esa hora es uno de los grandes misterios que alguien debería investigar algún día.

Creo que el ruido que genera el dichoso bar (que cierra a las seis se la mañana) fácilmente llega a los 80 decibelios. El vídeo lo grabó una amiga que tiene un niño pequeño. El pobrecito le dice a su madre: mamá, ponme los tapones para dormir.

About these ads

3 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. stygyan said, on abril 9, 2011 at 9:42 am

    Es todo un círculo vicioso. A mí me fastidian los gritos y los jaleos, pero como todo el mundo lo hace, tienes que hacerlo tú también – o no se te escucha.

    • Óscar Ansótegui said, on abril 10, 2011 at 2:10 pm

      Toda una demostración de borreguismo la tuya. Somos el orinal de Europa por conductas como la que acabas de proclamar sin ninguna vergüenza, con una falta de criterio que asusta. El civismo y el SENTIDO COMÚN es lo que hace que una sociedad funcione mejor, por eso los españoles seguiremos siendo los camareros de alemanes, británicos, americanos, etc

      • centrodemadrid said, on abril 10, 2011 at 6:46 pm

        No hace falta insultarse. Podemos empezar por ahí. El civismo viene como consecuencia del respeto.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores

%d personas les gusta esto: