Centrodemadrid

El espacio NO es el auténtico lujo

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on marzo 28, 2010

Es posible que no se vea bien pero en las lonas que recubren el Palacio del Conde de Tepa está escrito en mayúsculas el mensaje “EL ESPACIO ES EL AUTÉNTICO LUJO”.

 Este edificio, de estilo Neoclásico, fue construido a finales del Siglo XVIII. Hace varios meses que se están haciendo obras para reconvertirlo en un Hotel de cuatro estrellas.

 Hubo un tiempo en que se planteó la necesidad de que el Palacio de Conde de Tepa –entre otros-  fuera habilitado como centro cívico para los vecinos.

Pero, tras esta breve utopía, se impuso la realidad y el Palacio llegó a pertenecer a Roca, el “cerebro” de la mafia de Marbella, un señor al que le encantaba el lujo y del que se decía que tenía cuadros de Miró en el cuarto de baño. Luego, el tal Roca vendió el Palacio a un grupo inversor a través de su testaferro Monsterrat Corulla, quien recibió 800.000 euros por la intermediación, cantidad que le fue ingresada al salir de prisión. A la tal Monsterrat Corulla, que alardeaba de su “mano” en el Ayuntamiento de Madrid, un malintencionado Sebastián relacionó con Gallardón durante un debate televisivo, insinuando que entre ellos había un romance, algo que el Alcalde no desmintió.

Y aquel día, al ver a Sebastián blandir la foto de Corulla a muchos vecinos tristemente se nos cayó la venda de los ojos y tristemente comprendimos que nunca habría un centro dotacional en nuestro Barrio. Y que quedaba inaugurada una época oscura en nuestra ciudad, en la que la avidez de beneficios inmediatos (marca de la casa Marbella), turbias gestiones en el Ayuntamiento y pelotazos urbanísticos, marcarían la pauta de nuestro futuro estilo de vida. Un estilo de vida caracterizado por la invasión de turistas, la ausencia total de dotaciones sociales, la antiestética proliferación de tiendas de souvenirs, y todas estas cosas que nos hacen sentir de repente “extraños en nuestro propio barrio”, como arrancados de nuestra tradición y de nuestra Historia. 

Y se despertó, al menos en mí, una cierta inquietud que he decidido compartir con este blog para que nadie olvide dos cosas: las posibilidades que tenemos como barrio y que aún estamos a tiempo de concienciarnos de la importancia de evitar que los inmuebles vayan cayendo uno por uno en manos de las cadenas hoteleras, como un día cayó la costa de España, hoy destrozada y sin ningún encanto.

Así que, parafraseando el lema que han colgado en la fachada del futuro hotel, “El Espacio NO es el auténtico lujo”. El auténtico lujo sería tener políticos honrados, que buscasen la felicidad de los ciudadanos. El auténtico lujo sería que los negocios en esta ciudad estuvieran en manos de personas limpias, y no de delincuentes. El auténtico lujo sería tener un centro cultural, o varios, que cubran las necesidades dotacionales de los vecinos.

Lo que está claro e que el auténtico lujo NO es un hotel. Ni mucho menos.

Desiertos de Cemento

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on enero 10, 2010

Mucho se ha escrito en este blog sobre el “urbanismo duro”, un fenómeno que básicamente consiste en convertir nuestras calles en una especie de desiertos de cemento donde abrasa el sol.

Parece absurdo y sin sentido, pero la cosa tiene indudables ventajas: el Ayuntamiento se ahorra un montón de gastos de mantenimiento, y de paso, recauda pasta de las terrazas y tenderetes de dudoso gusto. Todo esto se traduce en un importante beneficio económico: lo que no tengo muy claro es para qué, es decir a qué se destina todo ese dinero que se ahorran por un lado y recaudan, por el otro.. Porque lo que está claro es que en Madrid se reciben cada vez menos servicios pero, en cambio, nos fríen a impuestos.

Las competencias del Ayuntamiento entiendo que son cuidar de esta ciudad, dejar que sea un lugar habitable y cómodo y que los ciudadanos podamos vivir en paz. Es probable que la gente no quiere que su ciudad sea una marca, ni que compita en ningún cateto ranking de las ciudades más visitadas del mundo. Y es lamentable que cada vez haya más personas que echamos de menos sentarnos (sin pagar una consumición) a la sombra de un árbol en alguna plaza de Nuestro Barrio.

Todo esto es lo que parecen haber olvidado los burócratas que “gestionan” los recursos de nuestra ciudad. Parece que lo único que hacen es chupar del bote, e intentar “maximizar” los beneficios de la ciudad, como si ésta fuera una fábrica o algo así.

A través del blog Somos Centro me he enterado de la creación de un nuevo grupo en Facebook llamado “No a los descampados de cemento en el Centro de Madrid”, espero que este grupo siga creciendo día a día y que se convierta en un lugar interesante para promover acciones. Aunque nos espíen… a estas alturas ya da igual.

Privatización de la sombra

Posted in madrid, Uncategorized by centrodemadrid on octubre 13, 2009
La Plaza Mayor de Madrid ya no tiene árboles ni bancos. Hay que dejar sitio para mamotretos como este, y lo de sentarse... en una terraza y a esperar a que te metan un clavo

La Plaza Mayor de Madrid ya no tiene árboles ni bancos... es una explanada donde abrasa el sol.Hasta la sombra se ha privatizado.

Supongo que el estado actual de la Plaza Mayor es consecuencia de la modernidad, de esa “apertura al mundo” de  la ciudad y, como no, del afán de recaudar tasas municipales capaces de sufragar el altísimo nivel de nuestros dirigentes municipales.

Pero ¡ay! hubo un tiempo no muy lejano en que la Plaza Mayor era un hermoso vergel. En aquella época, los ciudadanos podían sentarse tranquilamente a leer el periódico a la sombra de un árbol mientras oían cantar a los pajaritos. Pero aquella realidad pertenece a una época en que las plazas públicas eran para el disfrute de los ciuadanos y no para el negocio de los políticos.

Llegados a este punto he de reflexionar porqué los ciudadanos ya no tenemos flores ni pájaros, ni árboles, ni bancos donde sentarnos a la sombra, sino una enorme explanada donde abrasa el sol. Desgraciadamente el modelo de la Plaza Mayor se repite alllá donde vayamos, en la Puerta del Sol, en la Plaza de Callao, en la ampliación del Prado, etc.

La avaricia humana no tiene límites y hasta la sombra se ha privatizado.

madrid-plaza-mayor

Para los ciudadanos este modelo urbanístico es incómodo, desagradable, y malo para el espíritu.Para empresarios y políticos , el “modelo explanada” genera pingües beneficios, a saber:

1) Queda más espacio libre para las terrazas. Los árboles y los jardines  quitan espacio para estas cosas. Si hubiera bancos a la sombra, la gente preferirá sentarse en ellos a hacerlo en una terraza con sombrilla y esto sería malo para el negocio de a) bares y b) ayuntamiento que recauda las tasas. El que quiera sombra que la pague.

2) La contemplación distrae: Si la gente pudiera sentarse a mirar a un árbol o unos pajaritos, ¿qué sería de las tiendas, de los bares…? de todos esos elementos que quieren captar nuestra atención de seres acelerados.

3) Queda más sitio para los mercadillos. Otro invento recaudatorio del Ayuntamiento. Cuanto más espacio libre, más monstruosidades como la de foto se pueden instalar. Esto genera beneficios a las empresas que los montan y desmontan y, como no,  al Ayuntamiento.

Laa privación a los ciudadanos de sus espacios públicos tiene como único fin generar recursos recaudatorios al Ayuntamiento, recursos que son rápidamente devorados por parásitos como la “alegre tropa” de Madrid 2016.  Más que pensar en la calidad de vida de los ciudadanos, en lo que parecen pensar es en sacar pasta de donde sea con tal de elevar su status.  

Sería una maravillosa conquista de la democracia librarnos de esos parásitos. Recuperaríamos nuestros espacios.

Préstamo de bicis en Madrid ¿para el turista o para el ciudadano?

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on septiembre 23, 2009

Hace unos meses publicaba en este blog la mala noticia de que Madrid no tendría préstamo de bicicletas. Hoy se publica otra noticia: tendrá préstamo de bicicletas.bici

 Es, en efecto, una buena noticia en una ciudad hipercontaminada donde – como nuevos ricos- seguimos haciendo un uso excesivo del coche. La parte mala de la noticia es que el nuevo servicio que el Ayuntamiento dará no está pensado para los ciudadanos, que algunos ya están hasta la coronilla de la megalomanía macroevéntica de este Alcalde, sino – una vez más- será un servicio para el turista.

 Según cuenta hoy El País, a diferencia de la opción elegida en Barcelona, en Madrid, el abono podrá usarse por períodos cortos de un día o una semana. En Barcelona, en cambio, se ha hecho de forma anual para evitar que se convierta en un servicio turístico.

Es decir,que en Madrid, el préstamo de bicis, que pagaremos con nuestros impuestos los madrileños, incluidos ancianos y discapacitados,  será un obsequio más que haremos a los turistas. Un colectivo - el de los turistas- que ya disfruta de nuestros espacios públicos -pensemos en quién usa  las terrazas que inundan la Plaza Mayor, de nuestros mercados tradicionales, – pensemos en el Mercado de San Miguel- que más un mercado parece un decorado de cartón- piedra. Para los turistas se hacen museos en contra de las necesidades de los vecinos, como el innecesario Centro de Interpretación de la Muralla Árabe, en cuyas instalaciones los vecinos pidieron una Escuela Infantil.

En fin y que ahora, además, el turista tendrá un préstamo diario de bicis sufragado con nuestros impuestos. Un turista que cada vez gasta menos… y aporta no se sabe muy bien qué.

En fin, un mensaje al Alcalde:  a ver cuándo nos sacudimos este complejo de ciudad subdesarrollada de  Plan Marshall, que ningún extranjero, ninguna inversión venida de Marte, será la panacea capaz de poner fin al endeudamiento, a la contaminación,a la corrupción y la desidia municipales. Y a ver cuándo empezamos a trabajar -de una vez y en serio-  por  los ciudadanos. Que algunos ya estamos hartos.

Edit: más información

El turista “low-cost” que nadie quiere

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on julio 9, 2009

Publica hoy El País un artículo en el que cuenta que  los hosteleros de Barcelona están pidiendo a la autoridades que pongan algún tipo de límites al comportamiento de “sus” turistas a los que, por lo visto, les da por ir en traje de baño por la calle, lo cual afea notablemente la imagen de la ciudad.

Imagino que la impresión estética será algo parecida al mes de agosto en Torremolinos, cuando el problema es que, en realidad uno no está en Torremolinos sino en una de las ciudades más importantes de Europa y probablemente también esté en uno de sus espacios  más bellos. Lo llamativo de todo esto es que son los propios hosteleros los que exigen que las autoridades impongan dichos límites (!). Probablemente esto será el paso previo para pedir algún tipo de ayudas al Estado, como ocurrió en su día con los bancos…  

Fueente: elpais.com

Fuente: elpais.com

Hace un par de días una amiga me comentó que había estado en Venecia y que había vuelto bastante horrorizada de lo que le había parecido una especie de parque temático rebosante de hordas de turistas color gamba

Vivo cerca de la Calle Mayor, donde en el último año han abierto 13 tiendas de souvenirs  de esas donde venden llaveros horrorosos y demás recuerdos kitsch con que un turista kitsch decorará una casa probablemente kitsch. Es lo malo que tiene la vulgaridad, que se extiende como una mancha de aceite. Y sinceramente no entiendo cómo en un entorno supuestamente protegido se toleran tales atentados estéticos: música a todo volumen o letreros luminosos capaces de provocar un ataque epiléptico.  El Boom de esta clase de engendros coincide sospechosamente en el tiempo con la prohibición del Ayuntamiento de Barcelona de abrir nuevas tiendas de souvenirs en el casco histórico. Tengo la teoría de que esta prohibición ha debido de producir en Madrid una especie de “efecto llamada“.

Lo  paradójico de todo esto es que supuestamente la apuesta por llevar el turismo al centro de las capitales tenía como objetivo frenar la degradación de ciertos barrios y ahora ocurre que está siendo el turista un elemento que favorece la degradación.

Todo sistema encierra en sí el germen de su autodestrucción y este efecto se agudiza cuando el sistema elegido sólo favorece a una minoría. Como vecina del centro creo que los turistas fueron buenos en su momento para echar a los quinquis , pero ahora que los quinquis se han ido…  sólo sirven para que unos cuantos empresarios ganen dinero.

Pero a los vecinos… nos llenan la Calle Mayor de tiendas kitsch, hacen que todo sea más caro, etc. Y ahora resulta que también afean y degradan. 

Loque les pasa a los hosteleros barceloneses es lo que les suele pasar a los avariciosos, que la avaricia, tarde o temprano, acaba rompiendo el saco

 Soy una firme convencida de que esta burbuja turística tarde o temprano estallará, salpicándonos a todos. Sólo espero que, mientras eso no ocurra, a esas hordas mal vestidas no las manden a Madrid. Es un ruego.

Más información:

La doble cara del turismo

Sobre el mercado de San Miguel

Posted in madrid by centrodemadrid on mayo 13, 2009

A estas alturas muy poco ignoraréis que se ha abierto hace menos de una semana el nuevo Mercado de San Miguel. Tras casi dos años de obras y una inversión privada (sostenida con fondos públicos) nada desdeñable, ha resurgido de sus cenizas totalmente renovado prácticamente desconocido. Como vecina del barrio y superados mis prejuicios iniciales ya he ido varias veces y he comprado algunas cosas. Así que me ha parecido oportuno trasladaros mi impresión.

No tiene nada de mercado tradicional… en los mercados tradicionales e venden productos básicos y los vendedores se pelean por la clientela. La primera sensación que uno tiene al entrar, sobre todo si lo hace un sábado o domingo es de estar en un “cañas y tapas” gigante, casi todo el espacio está ocupado por bares, cervería, cafetería. En la zona central hay un espacio absurdamente vacío que no sé para que lo han dejado así. Supongo que para organizar eventos. 

Algo que considero de una horterada subida es la identificación que se empeñan en hacer algunos cursis entre gastronomía y delicatessen. Y esta idenficación que, sólo puede provenir de un nuevo rico, llevo varios días oyéndola en los medios de comunicación, y en las declaraciones de muchos políticos.

Comprar en un mercado exige tiempo. Con el tiempo, uno acaba por establecer una cierta relación personal con los vendedores que acaban por conocer a sus clientes. El vendedor está detrás del mostrador y el comprador, delante. Hay un diálogo y un conocerse que se acaba forjando a lo largo de muchas visitas. En el nuevo Mercado de San Miguel veo difícil que eso ocurra. Tendrá demasiados clientes de paso y sólo algunos habituales. Luego está el tema de los fines de semana: el mercado está hasta los topes y en ese ambiente en el que casi cuesta moverse más difícil es aún comprar. Mucha gente mirando, poca comprando. Además, cada vez se ha extendido más en nuestra sociedad el espíritu de hipermercado: llenar el carro a toda leche y salir pitando. A aquellos que estén acostumbrados a ese tipo de comportamiento les será difícil comprar como antaño, a través de un mostrador. No entiendo lo de Vinçon, que personalmente me encanta. Pero precisamente el encanto que tiene Vinçon es la posibilidad de enredar, toquetearlo todo antes de elegir entre sus muchas tentaciones. Pedirle a un vendedor que te enseñe un cascanueces en un espacio atestado de gente me parece un tanto tenso. No sé cuánto durará.

Algunos puestos ya me parece que están condenados de antemano: el de comida del mundo creo que lleva el RIP escrito en la frente. Le tocará renovarse o morir. Me ha gustado la quesería, con lo difícil que es encontrar quesos diferentes en Madrid y también la tienda de aves, donde se pueden comprar pollos rellenos listos para meter en el horno sin mancharse las manos.

La pescadería me parece que está en muy mal sitio: para empezar, el pescado está a pleno sol, cosa que no he visto en mi vida. También creo que tendrá que ajustar sus precios a la baja. Si la pescadilla sigue costando el doble que en La Cebada, seguirá compensando el desplazamiento (son menos de 10 minutos y creo que la isocrona del pescado está en unos 15). Luego es muy difícil hacer cola ya que entre el pescado y la pared de cristal hay muy poco espacio y no es cómodo.

Considero que uno de los mayores riesgos que presenta el Mercado es el “morir de éxito”. Se presenta como un lugar distinguido con precios no precisamente populares. Pero no hay nada menos distinguido que la muchedumbre ni nada más estresante que tratar de comprar algo a través de un mostrador cuando las masas te aprisionan por doquier. 

Para la gente del barrio, creo que tenemos que evitar los fines de semana.

Eso es todo, por el momento.

Madrid, dime de qué presumes…

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on abril 21, 2009

El pasado fin de semana una amiga me contó lo que tal vez había sito la experiencia más fuerte de su vida. Estuvo trabajando en Shangai durante un año en el que recibió la visita de una amiga suya. Desde Shangai fueron a una isla cuyo nombre no recuerdo, llena de resorts y hoteles de cinco estrellas y buenos restaurantes.

 En ese momento  empieza la pesadilla. La invitada sufre  un ataque de apendicitis y la tienen que operar de urgencia en la isla so pena de que derive en una peritonitis y muera. La chica sobrevive pero pasa una interminable semana en un hospital donde nadie habla inglés y las ratas corren por los pasillos como si nada. De recuerdo le queda una cicatriz vertical que parece de broma aunque imagino que a la pobre no le hará ninguna gracia.madrid

La reflexión es la siguiente: en estos países sudbesarrollados que pretenden no serlo, hay un mundo resplandeciente que las autoridades quieren mostrar como si esta cara brillante de la luna fuera la única que existe. Parecen pretender con ello que ese universo de obras faraónicas y lujos sea el único recuerdo que se lleven los turistas cuando vuelvan a sus casas.

Por razones de trabajo durante una época viajé con relativa frecuencia a Estocolmo y el recuerdo que me llevé (lo que más me impactó) fue la cantidad de madres jóvenes que había por la calle empujando sus carritos. También es verdad que las suecas por regla general parecen más jóvenes de lo que son. Pero a mí, acostumbrada a vivir en el centro de Madrid, me parecieron resplandecientes ninfas en un bosque de felicidad.cupula Quizás uno cuando viaja no se lleva de recuerdo más las sensaciones que más les han impactado, lo quieran las autoridades o no.

Y es muy probable que en Madrid la costosísima cúpula “británica” del Ayuntamiento no convierta a los madrileños en unos gentelmen y que, por tanto, la realidad que  esté ahí bien visible incluso para los turistas. Esta España de gente gritona, malencarada, capaz de tantas cosas repugnantes, como escupir u orinar en la calle, tirar las colillas al suelo, hacer botellón en parques infantiles, o no recoger las cacas de sus perros cuando nadie les ve. Nuestro Madrid, con una Administración capaz de gastar millones de euros en una cúpula mientras que en los centros de menores se tortura y maltrata a los chicos hasta llevarlos al suicidio. Con toda impunidad, sin que nadie diga nada, pero todos estemos un poco más tristes.

Y tal vez lo que se lleven nuestros turistas de recuerdo y lo que quede en su memoria no sea la belleza de los lienzos de Velázquez sino la inquietante sensación  de tanta gente malencarada y estresada que pulula por las calles. Y ese picor en la garganta y la piel sucia de tanta polución.

Y tal vez, de cuando en  cuando,  en la tranquilidad de sus hogares los que fueron turistas, acaricien esos recuerdos como la chica de Sanghai acaricia su cicatriz, sintiendo por nosotros la misma compasión que uno siente por los chinos.

Otra cosa que no tendremos en Madrid: Préstamo de bicicletas

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on abril 16, 2009

Hay muchas cosas que los madrileños no disfutaremos. Casi todas estas cosas son las que caracterizan a los países más civilizados.

Además de Escuelas Infantiles, Polideportivos decentes, Bibliotecas Públicas, Centros de Día,  otra cosa que no tendremos es el préstamo de bicicletas

Pero ¡¡no sufráis, madrileños!! vuestro sacrificio es por un bien mayor: Las Olimpiadas para Madrid.

¿que han cerrado el Polideportivo de la Latina al que soliáis ir a nadar? ¿que no tenéis Escuela Infantil para vuestro hijo? ¿Que en Leganés hay préstamo de bicis y en Madrid no?

No sufráis, porque todo esto persigue un fin más elevado. Ahorrar para cosas mucho más importantes, tal vez no estéis preparados para entender la magnitud de este proyecto, la  grandeza de los fines. Apretaos el cinturón unos añitos para que podamos promocionar Madrid 2016, ya así cuando le den el proyecto a Madrid, tendréis la oportunidad de trabajar en las obras como peones de albañil o como azafatas/os los meses que dure el evento.

Sí, madrileños,  aportad vuestro granito de arena aguantando la escasez que todo esto es por un fin más elevado.

¿Universos Paralelos en la “Manzana de Oro”?

Posted in madrid by centrodemadrid on abril 6, 2009

La calle encuentra sus propias aplicaciones para las cosas

Un hotel de cinco estrellas,tiendas de lujo en los bajos y apartamentos a 18.000 euros/m, un aparcamiento para los vecinos con entrada independiente para los trabajadores (no sea que es mezclen)… Y, en medio de todo este microcosmos de mentira,  tal vez una mujer parecida a Paris Hilton tarareando mentalmente life in plastic/ is fantastic.

Según informa Madridiario, éstos eran los planes para la llamada “manzana de oro“, el complejo de siete edificios que posee el Banco Santander entre las calles Alcalá, Sevilla, Canalejas y la Carrera de San Jerónimo. Parece que estos planes, tan bellos y tan refinados y tan elegantes sobre el papel o sobre una maqueta (¿habrán incluido señoras rubias inmpecablemente peinadas llevando bolsos Louis Vuitton?)… la imaginación se dipara ante tal magno proyecto… y, sí, sobre la maqueta esos eran los planes para la zona, imagino que a Gallardón se le debía de hacer la boca agua con la idea.

Pero el futuro ya no es lo que era, ya que la realidad , como en una pesadilla futurista, es escurridiza, caprichosa y ella solita cambia las reglas que creíamos que dirigían los fenómenos. Al parecer, la manzana ya no encuentra comprador solvente capaz de afrontar con garantías este proyecto. Y así, entre la maqueta de plástico donde un chófer espera a una señora rubia y carga la carísima compra en el maletero de una limusina, entre ese mundo Barbie world lleno de Chanel, Loewe, Hotel Ritz, entre ese Universo poblado por gente rica y bien vestida con aparcamiento propio,  entre esa burbujita de champán y otro mundo cara B de donde las putas  enseñan sin pudor unas lorzas forradas de licra barata y pasa un tío gordo que escupe en una acera sucia, entre esos dos mundos no hay nada, sólo un suspiro, un segundo, un milímetro. 500 metros a lo sumo, pero todo un abismo que separa el ser del querer ser y no ser, lo real de lo posible.  Unas cuantas hipotecas subprime al otro lado del mundo y voilá… el universo de la puta con sus lorzas cubiertas de lycra, gana por goleada… porque lo que separa a una realidad de otra es tan fina como el filo de una navaja (una membrana, que dirían los físicos) y todos acabamos deslizándonos de un lado o de otro del filo sin que nadie haga nada por evitarlo.

La manzana de oro ha albergado representaciones del p0der: en el siglo pasado, el poder se encarnaba en la figura de banqueros que debían de llevar chistera y bigotes con las puntas engominadas. Pero la época de los grandes bancos ha tocado a su fin… ¿qué vendrá ahora?, un poder representado por la señora rubia comprando chaneles…, no lo creo, muy de los ochenta… ese capitalismo también ha hecho aguas y hasta los bancos lo saben. En este presente, no sabemos muy bien qué es el poder ni su representación, ni mucho menos qué es el futuro. ¿debemos dejar que las cosas fluyan sin más? tal vez eso sea lo más sensato.

Todo esto parece un juego de palabras que habría fascinado a Borges: nadie se cree el mundo de mentira que unos pocos han concebido para estas calles, un mundo dorado que sólo existe en la imaginación de esos pocos, pero que no trasciende a la colectividad (porque para hacer realidad el sueño de unos pocos, es preciso el trabajo de muchos, de nosotros, que a fuerza de traiciones y de no obtener más que las migajas de la tarta, nos hemos vuelto muy escépticos y por tanto poco colaboradores). Tal vez  por eso no haya crédito para ese proyecto, en el sentido más amplio  de la palabra. El sistema financiero se basa en la confianza, y el proyecto parece que no inspira ninguna (a nadie) .. .al fin un poco de cordura, ¿habrá comenzado la banca a obedecer al inconsciente colectivo? ¿estamos ante el inicio de una nueva era?  Quién sabe…

Todo es posible, cualquier cosa es posible,  para esa manzana de oro, propiedad del Banco de Santander, cuya Fundación ha invitado hoy al físico Alexander Vilenkin, uno de los autores de la teoría de Universos Paralelos. ¿será una coincidencia?

No es que sea muy fan, pero ayer me gustó el artículo de Maruja Torres en el EPS titulado “Adiós al gigantismo”  donde describe la situación de Estados Unidos en que la crisis ha hecho mella en el paisaje urbano y los templos del consumo:

mastodónticos centros comerciales destartalados, polvorientos, en cuyos escaparates apenas quedará la mella dejada por el último consumista que le dio un tiento a las ofertas. En algunas ciudades de Estados Unidos, estos templos obscenos de la adquisición rápida y la comunicación humana lenta han sido reciclados y sus estructuras se han aprovechado para que alberguen instituciones municipales al servicio de la comunidad, bibliotecas, lugares de juegos

Han fracasado los sueños de una minoría y es muy probable que en nuestro barrio nunca exista la señora rica comprando Loewes, ni el hotel de cinco estrellas, pero si se me permite decirlo, ninguna falta que hace.  Y la prosperidad puede ser otra cosa muy distinta de los escaparates y del lujo: la prosperidad puede no ser riqueza para unos pocos, sino un poco más de riqueza para todos. La prosperidad es, en definitiva, lo que nosotros queramos que sea.

 Y tal vez los vecinos del distrito hemos sido demasiado modestos en nuestras pretensiones pidiendo humildemente que acondicionaran esa casita de la Calle Mayor 83 como Escuela Infantil (y maldito el caso que nos han hecho esos cantamañanas que controlan el Ayuntamiento)… teníamos que haber sido menos humildes y reclamar para nosotros toda la manzana de oro que podría albergar: una biblioteca, un gimnasio, un centro de actividades con ludoteca, una escuela infantil, espacio para talleres, un aparcamiento de residentes y un jardín donde sentarse a leer el periódico mientras nos da el sol en la cara. Y, todo ese sueño, coronado por apartamentos de alquiler intervenido para los jóvenes en lugar de pisos a 18.000 el metro. 

 ¿Es inviable? No lo creo. Al fin y al cabo todo eso es propiedad de un Banco al que hemos rescatado con nuestro  dinero y que, ahora que lo pienso,  igual teníamos que haber dejado que se hundiera…un Banco que paga a un físico especulativo por decir que hay infinitos mundos posibles, lo que implica que en la manzana de oro existen guarderías, bibliotecas, apartamentos sociales. Están ahí, en alguna parte, en algún tiempo, si es que el tiempo y el espacio existen, cosa que al parecer tampoco. 

Y como soy una persona más pragmática que especulativa, vuelvo a citar el artículo de la no menos pragmática Maruja Torres “qué bien si el cuento de terror a lo Ballard terminara así, con el uso finalmente correcto de las reliquias suburbanas que el gigantismo deja tras de sí, una vez que ha estallado la burbuja”.

Amén.

Marcha contra el expolio

Posted in gallardón by centrodemadrid on marzo 30, 2009

Unas seis mil personas, que se dice pronto, marcharon ayer en señal de protesta contra el proyecto de sepultar la Cornisa de San Francisco bajo toneladas de cemento para dársela a los curas. Un gran error de este sucio traidor que tenemos por alcalde y  que no sabemos si va o viene, o nos va a pegar un puñalada o dos, si nos va a robar o va a hacer que otros nos roben.cornisa-protesta-1

Entre todos los madrileños pagamos el sueldo de este señor y él se dedica a robarnos. Cuando menos, deberíamos poder echarlo a la calle antes de que termine la legislatura.

Y si no rectifica, peor para él.  La gente  de esta ciudad tenemos espíritu cívico. Tal vez no seamos muchos, pero nos tienen muy encabronados y cada vez somos más. 

Gracias a todos por estar allí.

En este enlace podéis ver fotos de la marcha:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores