Centrodemadrid

Vergonzoso Hotel ME Reina Victoria

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on junio 28, 2009
the-penthouse-hotel-me-madrid-reina-victoriaUno de los planes que solía hacer de vez en cuando era subir a tomar una cervecita a la terraza del Hotel ME Reina Victoria, situado en la madrileña y céntrica a más no poder Plaza de Santa Ana. Aunque te meten un buen clavo por una consumición, siempre consideré que las vistas y lo agradable del lugar merecían la pena. Hasta hoy.

Intente subir a las siete y media de la tarde del domigo con mi marido y mi hijo de casi dos años pero no pudo ser porque un portero nos impidió la entrada. Primero me pidió 12 euros por persona con consumición incluida. Como vio que estábamos dispuestos a pagarlos nos dijo que la dirección del hotel no permitía la entrada de niños  … ¡¡A LAS SIETE DE LA TARDE EN UNA TERRAZA AL AIRE LIBRE!!

Vergonzoso es el calificativo que mejor define esta estrategia de un establecimiento que alardea de moderno, pero que resulta cubrirse de la caspa más cañí,  un lugar donde los niños no son bienvenidos pero probablemente  las lumis, los cocainómanos, y demás fauna vulgar que pulula por Madrid tenga las puertas abiertas.

Un sitio al que no volver y al que recomendar no ir.

Edito… después de ver las fotos de la página web  del Hotel me da la impresión de que en lugar de un hotel, están anunciando un puticlub de lujo. Tal vez por eso no se permita el acceso a los niños…

Sólo me queda desearles mucha mierda. Pero de la buena.

Lo de todos

Posted in gallardón, madrid by centrodemadrid on marzo 10, 2009

Qué poco se respeta lo público. Los gobernantes despilfarran los recursos en lujos de difícil justificación. Un ejemplo, el coche de Touriño (que le ha costado la Presidencia de la Xunta). Otro que también viaja en un coche muy caro es Gallardón cuyo vehículo ha costado la friolera de 591.000 euros (casi cien millones de las antiguas pesetas).

La Plaza de Santa Ana

La Plaza de Santa Ana

Hoy El País publica un buen artículo titulado ¡Oiga, que este dinero es de todos! El reportaje, escrito por un experto en Derecho Administrativo, pone el dedo en la llaga de los llamados “contratos negociados”, que son aquellos que la Administración adjudica a dedo, esto es, sin más requisitos que la disponibilidad presupuestaria y otros meramente formales cuya supervisión se encomienda a unos funcionarios designados a dedo (¿quién vigila al vigilante? ).

Hoy me he dado una vuelta por la Plaza de Santa Ana. Marta, una de mis lectoras y, al igual que yo, madre de un bebé, me advirtió de que en la Plaza habían suprimido uno de los exiguos parques infantiles. Para aquellos que no lo sepan, Santa Ana es una plaza pública. Bueno, eso de pública es un decir. En realidad, la Plaza de Santa Ana es una macroconcesión administrativa, donde unos pocos empresarios hacen negocio con unas terrazas donde te soplan una barbaridad por cualquier cosa. Estos empresarios, a cambio de sacar unos cuartos con “lo de todos” pagan al Ayuntamiento para contribuir a financiar los desvaríos presupuestarios de Gallardón como el consabido coche, el Palacio de 440 millones de euros aparte de unas cuantas obras con las que quiere batir récords de lo más grande y lo mejor del mundo, y de cuyo comentario ya se ha encargado el bloguero Carlos Osorio en un interesante post.

Pues bien, las obras que están realizando consisten en mover el área infantil para poner en su lugar una terraza . Y yo me pregunto ¿cuánto habrá costado esa obra? ¿está justificado este gasto sólo para que quepa otra terraza (como si no hubiera bastantes)? ¿No sería mejor contener un poco el gasto y evitar la pérdida de espacios públicos para financiar ese derroche, y ampliar la zona infantil que tan pequeña es? No, en lugar de ello invierte recursos públicos en cambiar la zona infantil a otra parte de la plaza, allá donde no suponga un obstáculo para ningún empresario.

028

El Ayuntamiento cambia la zona infantil por otra terraza para sufragar su derroche

Animo a mis lectores a que piensen en ello: cada vez que un energúmeno perturbe su descanso desde una terraza, que piense que es por una buena causa. Es necesario que ese energúmeno esté ahí para que pague su consumición, de la que una parte va al Ayuntamiento de Madrid. Cada vez que sintáis que vuestros niños están algo apretadillos en la zona infantil de la Plaza de Santa Ana, mientras cientos de metros cuadrados están invadidos por varias terrazas, pensad que todo esto es necesario.

Todo esto es importantísimo para sacar unas perras y que Gallardón pueda pasearse en un coche de 100 millones de pesetas. Sí, vecinos, vuestro descanso importa un bledo, vuestros espacios públicos también, vuestros niños carecen de derechos. Lo importante, lo verdaderamente importante es que el de las “cejacas” pueda pasear en un coche bien grande a lo largo de un túnel bien largo posiblemente para acallar su propio complejo de algo más corto y más pequeño cuya mención omito.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores