Centrodemadrid

Basura en Caños del Peral

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on diciembre 9, 2010

Una mañana cualquiera de sábado o de domingo  los vecinos de la calle Caños del Peral (después de no haber pegado ojo) salen a la calle y se la encuentran repleta de basura, orines, vómitos. Así todos los sábados  y todos los domingos. Sus quejas al Ayuntamiento se cuentan no ya por decenas, sino por cientos. Pero es inútil.

Un vecino, más que harto de la situación, ha hecho este vídeo que muestra el estado de esta calle un sábado o un domingo cualquiera por la mañana (doy fe).

Después de ver el vídeo, una ya no sabe si en el Centro y los fines de semana es que falta limpieza o más bien es que sobra gente. O tal vez lo que realmente falta es civismo,  porque cuando a  las hordas borrachas les da por arrasar una zona, no hay en el mundo servicio de limpieza capaz de arreglar el destrozo.  

La solución, a mi modo de ver, es cerrar todos esos garitos de mala muerte. Sencillamente porque son irreconciliables con la vida de los vecinos.

¿Qué hacéis con nuestro dinero?

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on febrero 8, 2010

Según un reciente anuncio del Concejal de Centro José Núñez Guijarro habrá terrazas con veladores en tres plazas emblemáticas del Centro de Madrid: la de Jacinto Benavente, la Soledad Torres Acosta y la de Vázquez de Mella.

La idea se vende como un intento de revitalizar la ciudad, evitando la degradación asociada al botellón y a la prostitución. Según indica el Concejal, el público de tales terrazas será eminentemente turístico, no habrá música y serán para tomar un café (allí estará él para ver qué toma la gente). También ha dicho que estarán abiertas en invierno (pondrán calefacción) y que la concesión será por diez años (nada menos, ni votando al contrario podremos librarnos de las terrazas).

Sin duda el Concejal pinta un escenario idílico propio de una manipulación dirigida a niños de primaria. Parece presentar la alternativa de ¿qué preferís?: ¿civilizados alemanes tomando un café o putas haciendo la calle al lado de jóvenes emborrachándose, potando, meando…?

Así planteada la pregunta, la respuesta parece clara. Pero las cosas casi nunca son como nos las pintan.

Para empezar, la falta de control sobre los factores que han propiciado esta degradación a la que ahora se pretende poner fin, se debe únicamente a las autoridades municipales. Si no han puesto límite a la prostitución y al botellón es por falta de voluntad política. ¿Simple ineptitud o deliberada estrategia? Es difícil saberlo. Lo que está claro es que, una vez habituados a convivir con la degradación, los vecinos aceptan de mejor grado eso de las terrazas. 

Por lo que se refiere a los hipotéticos alemanes tomando café con pastas, nada más lejos de lo que será el futuro. Con la ley antitabaco a punto de entrar en vigor sumado a los amplios horarios de apertura de que gozan las terrazas en la capital (hasta las dos y media de la mañana) estas terrazas serán, con toda certeza, un cónclave de borrachos vociferantes que harán imposible el descanso de los vecinos.

Y, por último, los ciudadanos sabemos que, por mucho de nos intentéis “vender” otra cosa, vuestra verdadera intención es recaudar. Porque si las terrazas se instalaran por el bien social que generan, no pagarían al Ayuntamiento, sino que cobrarían de él.

Ineptos del Ayuntamiento:

Gestionáis la ciudad como si fuera vuestro cortijo particular.

Negociáis con nuestros espacios públicos y los “hipotecáis” más allá de vuestro ruin mandato

No tenéis en cuenta las necesidades de los vecinos. No es tan difícil: vivir en paz.

Sabemos lo que hacéis con nuestros espacios públicos: quitárselos a los ciudadanos para cedérselos a empresas que hagan negocio.

Lo que aún no sabemos es lo que lo que hacéis con nuestro dinero.

¿Espíritu deportivo?

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on mayo 11, 2009
Aspecto_plaza_Mayor_paso_hinchas_Liverpool

Como no tenía cámara no pude fotografiar el momento. Esta foto fue publicada el elpais.com y es de otro día. Pero la sensación fue parecida.

Ayer por la tarde acompañé a unos amigos a ver la Plaza Mayor de Madrid, de la que tanto habían oído hablar y lo cierto es que fue un error. Os aseguro que pasé vergüenza.

La plaza estaba llena de aficionados de un equipo de fútbol llamado Espanyol. Al parecer tales hichas estaban autorizados a concentrarse en la Plaza Mayor de Madrid, supongo que para expresar públicamente el apoyo a su equipo. Las muestras de apoyo consistían en proferir toda clase de gritos y tocar unos tambores.  Tal vez para envalentonarse y gritar más alto y hacer más ruido, los hinchas se preparaban unas copichuelas allí mismo, en plan botellón,  ante la atenta mirada de varios policías municipales y nacionales que habían sido enviados desde la Delegación del Gobierno que había autorizado la concentración.

Entre el ruido que armaban estos energúmenos y la violencia que destilaban era bastante desagradable pasar por la Plaza Mayor.

Y ante esto tengo que decir dos cosas: la primera, ¿por qué todos los energúmenos que vienen a Madrid tienen que pasar necesariamente por la Plaza Mayor? Estamos en un entorno de gran valor histórico y supuestamente protegido. Además, los niveles de contaminación acústica del entorno son insostenibles   ¿por qué entonces la delegación del gobierno autoriza que se celebren concentraciones deportivas en la zona?

Y mi segundo comentario tiene que ver con el consumo de alcohol en la calle. ¿acaso no estaba prohibido? En alguna ocasión he ido a comprar una botella de vino a partir de las 10 de la noche y nadie ha querido vendérmela, dado que la ley prohíbe vender alcohol a partir de las 10. Pero esa misma ley también prohíbe consumir en la calle… ¿porqué se permite a los hinchas que beban alcohol en las narices mismas de la Policía Municipal?

Os juro que no entiendo nada.

El Botellón invade parques infantiles

Posted in Uncategorized by centrodemadrid on diciembre 31, 2008

parque-infantil-madrid

 

 

 

 

 

 

 

Esta imagen  resume el espíritu de lucha de este blog.

Refleja, como ninguna otra, la situación de abandono de las zonas infantiles (y, por extensión, de los niños) en Madrid.

Refleja, como ninguna otra que, a pesar de la prohibición, la ley antibotellón no se cumple y que, cada fin de semana, hordas vociferantes inundan de basura nuestros parques, orinan en nuestras calles,  impidiendo el descanso de los vecinos, como si en la ciudad no hubiera nadie más que ellos, como si los derecho sólo fueran para ellos.  Esta imagen refleja, como ninguna otra, la barbarie y el desprecio por los espacios públicos y por el descanso ajeno de algunos que no hace mucho dejaron de ser niños.

Refleja, en definitiva, la impotencia diaria de muchas personas que vivimos en el centro de Madrid, que tenemos niños y que no podemos tener una ciudad mejor para ellos.

La imagen ha sido tomada por Emilio Marquiegui y ha sido publicada en El Mundo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores